La Anemia: Historia y síntomas

¿Qué es la anemia?

La anemia es un signo que padecen los seres humanos y animales al tener bajas concentraciones de hemoglobina en la sangre, puede ser originada por diversas causas, su causa principal es la falta de hierro que dificulta el transporte de oxigeno de los pulmones al resto del cuerpo, causando de esta manera cansancio, calambres, entre otros síntomas.

En el presente post hablaremos un poco de la Anemia dando a conocer un poco sobre su historia y los síntomas que se observan al padecer de esta condición.

Anemia

Breve historia de la anemia

Se remonta al inicio de la hematología como ciencia, cuando comienza la realización del estudio de la morfología de la sangre periférica, gracias a los estudios realizados posteriormente Se descubre la presencia de hierro en la sangre para el año 1747 por el médico francés, François Magendi al calentar cierta cantidad de sangre hasta que esta se volvió una especie de ceniza, al pasar un objeto imantado cerca de este producto residual, observo que sus partículas eran atraídas hacia él, suponiendo que era debido a la presencia de hierro en la sangre.

Mayoritariamente se observa este padecimiento en las zonas de bajos recursos económicos ya que esto va ligado directamente al acceso a la buena alimentación. En el año 1902, los estudios realizados por Bunge demostraron que al consumir alimentos bajos en hierro es un factor el cual puede incidir a la anemia. En el año 1931 el doctor Kaznelson describe uno de los signos físicos que se observan al padecer esta condición, la deformación de las uñas, tomando forma de cuchara.

Quizás te interese este gran artículo: La Eclampsia en las embarazadas

Causas y síntomas de la anemia

La causa principal por la cual un ser humano o animal puede padecer de anemia viene dado por la disminución de la concentración de hemoglobina en la sangre. La hemoglobina es una hemoproteína la cual aporta la característica pigmentación roja en la sangre.

La disminución de la concentración de la hemoglobina en la sangre se debe principalmente en la mayoría de los casos por una deficiencia de hierro en el cuerpo, conocida como anemia ferropénica. También se observa en las mujeres que al tener el síndrome menstrual pierden grandes cantidades de sangre, disminuyendo directamente la concentración de hemoglobina.

Los síntomas que se pueden observar son los siguientes: cansancio, debilidad, coloración blanquecina en las encías, pigmentación amarillenta o pálida en la piel, mucha necesidad de tomar agua, sudoración, sensación de asfixia o falta de aliento, calambres en las extremidades inferiores, constante variación en el pulso rápido, lento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *