La Listerosis: Síntomas y Tipos

Se trata de una enfermedad infecciosa bastante grave, que se produce principalmente por la ingesta de alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes. Las estadísticas demuestran que anualmente aproximadamente 1600 personas contraen la infección de las cuales 260 fallecen.

listeriosis

Si esta enfermedad ataca a adultos sanos, debido al buen funcionamiento de su sistema de defensa la infección suele ser inofensiva, pero en embarazadas o pacientes inmunosuprimidos esta infección puede ser incluso mortal.

Mira este artículo también: La Eclampsia en las embarazadas

Síntomas frecuentes

Los síntomas dependerán de la persona y la parte del cuerpo que ha sido afectada por esta bacteria. Lo más frecuente es la diarrea, por lo cual muchas veces suele confundirse con infección por otro tipo de patógenos. Cuando se genera listerosis invasiva los síntomas dependerán si la persona está embarazada.

Durante el embarazo esta infección solo causa fiebre, fatiga y dolores musculares; sin embargo, se debe tener especial cuidado porque puede causar muerte fetal, aborto, etc. En personas que no estén en embarazo los síntomas comunes son: dolor de cabeza, rigidez de cuello, convulsiones, fiebre y dolores musculares.

Tipos de infección

Los principales tipos de Leisteriosis son:

  1. Leisteriosis no invasiva: Es la forma leve de la infección, esta ataca generalmente a individuos sanos con buen sistema inmunológico por lo cual tienen una mejor capacidad de respuesta ante este agente. Tiene un período de incubación es bastante corto.
  2. Leisteriosis invasiva: Es la forma más grave de esta infección y ataca principalmente a personas con alto riesto; es decir, embarazadas, personas inmunosuprimidas, ancianos, lactantes, pacientes en quimioterapia, etc. Los síntomas son más graves y tienen una elevada tasa de mortalidad.

Alimentos asociados a Listerosis

Aquellos alimentos que han estado implicados en brotes de esta enfermedad han sido principalmente productos cárnicos, productos lácteos no pasteurizados, ensaladas, frutas y verduras que no han sido correctamente lavadas antes de ser ingeridas.

También se encuentran implicados aquellos alimentos que han pasado largos tiempos en el refrigerador, ya que esta bacteria puede proliferar rápidamente si se encuentra a temperatura de refrigeración.

Mira esto también: La Amigdalitis: Síntomas y Tipos

Prevención

La Listeria monocytogenes es una bacteria que es poco resistente al calor y la pasteurización, por lo cual una de las mejores formas de prevenirla es consumir alimentos que estén bien cocidos o que sean pasteurizados.

Otras medidas resultan las mismas que para la prevención de cualquier otro tipo de infección alimentaria: lavar bien los alimentos antes de ser consumidos, lavarse las manos antes de preparar cualquier alimento, no ingerir alimentos crudos o poco cocidos, usar aguas limpias, etc.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *