Categoría: Otra categoría

La ansiedad ¿Cómo combatirla?

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad está definida por un estado mental  que generalmente se caracteriza por qué el individuo presenta una gran inquietud o angustia, en algunos casos acompaña a otro tipo de enfermedades como lo puede ser la neurosis. El sujeto presentara entonces una fuerte excitación o casos de elevada inseguridad.

Otros la definen como algo positivo, pues se considera un mecanismo de defensa que se activa ante una amenaza y mejora la capacidad de las personas al momento de anticipar algún suceso o al momento de responder ante un estímulo y nos impulsará al momento de huir, atacar o simplemente adaptarnos.

Ansiedad
Fotografía de una mujer con ansiedad

Sin embargo el problema parece radicar en que este mecanismo funciona de forma alterada y puede producirnos distintos problemas en la salud. Dicho esto pareciese que en vez de ser un sistema que nos ayuda, está encargado de incapacitarnos.

Mira también este artículo sobre la gonorrea y los síntomas más comunes

Tipos de ansiedad

  • Ansiedad Fisiológica: Se da mediante la activación de los centros nerviosos de nuestro organismo, generalmente se presentan cambios en la  respiración y en el sistema vascular que se dan en el sistema nervioso autónomo.
  • Ansiedad cognitiva: se da al momento de evaluar o anticipar algún tipo de riesgo, al tener pensamientos positivos o negativos e incluso al ver alguna imagen inoportuna.
  • Ansiedad en los motores de conducta: Se da cuando se necesita una sobreactivación en el sistema motor o cuando se da lo contrario una inhibición en el mismo, algunos ejemplos pueden ser cuando se busca seguridad o evitar algo e incluso al momento de ser agresivo o defendernos de algo.

¿Cómo combatir la ansiedad?

Lo primero que creo sería el primer paso para combatir la ansiedad es familiarizarnos con el concepto de esta, es un estado de alerta completamente normal el cual afecta a todos los seres humanos cuando nos sentimos amenazados o en riesgo ante alguna situación. Teniendo su concepto claro pensemos de manera tranquila y hagamos una evaluación lógica de lo que está ocurriendo que está causando este sentimiento ansioso.

Controlar nuestra respiración, mejorar nuestra alimentación, realizar alguna actividad física, organizar nuestro itinerario diario, realizar ejercicios de meditación, son algunos consejos que puedes tener en cuenta para combatir la ansiedad.

Ten seguridad de ti mismo, las cosas a veces no salen como esperamos, pero eso es parte del carrusel de la vida, no le des mayor importancia a las cosas de las que se merecen, tampoco te creas más importante de lo que eres. Vivimos, disfrutamos, sufrimos, morimos.

También te recomiendo mirar la enfermedad de la eclampsia en las mujeres embarazadas.

VIH-SIDA: Sintomas e historia

¿Qué es el VIH o SIDA?

El significado de las siglas VIH  corresponde a “Virus de la inmunodeficiencia humana” y según estudios recientes se ha descubierto que la pandemia se originó a comienzos de 1920 en Kinsasa capital actual de la República del Congo y empezó a expandirse a todos los rincones del mundo a partir del año 1960.

Sida VIH
Fotografía de la enfermedad del VIH o Sida.

El inicio de su expansión se da gracias a la colonización europea a Kinsasa pues la transformaría mediante la ferroviaria en la ciudad mejor conectada de toda África y todo por intereses comerciales de marfil y carne. Al aumentar notablemente la actividad comercial mayor número de trabajadores del Congo  llegarían a los puertos y a las empresas ferroviarias. Gracias a esto aumento también en gran medida  el oficio más antiguo del mundo, la prostitución.

Mira este artículo que seguro que te interesará: Síntomas e historia de la enfermedad del sueños

Algunos otros contagios serán atribuidos  al uso de inyecciones que no fueron esterilizadas en recintos donde se trataban todo tipo de enfermedades sexuales

Dicho virus se encarga de destruir el sistema inmunitario del organismo y para lograrlo se enfoca en destruir los glóbulos rojos, causando así que el portador  no tenga como combatir las infecciones y es mucho más propenso a sufrir cualquier tipo de cáncer.

Por otra parte el SIDA significa “Síndrome de inmunodeficiencia adquirida” y corresponde a la etapa final de la infección del organismo, de esta razón te parecerá curioso que no todas las persona con VIH tienen SIDA.          

Su mayor problema estará en que una vez obtenido el virus, este permanecerá dentro del organismo de por vida y no existe cura alguna.

¿Tienes el colesterol alto? Descubre aquí qué dieta seguir en tal caso.

Sintomas del VIH/SIDA

Los síntomas por VIH pueden notarse por; inflamación de los ganglios, algunos síntomas similares a la gripe común como fiebre, dolor y malestar corporal, entre otros  y además no es algo permanente, pueden desaparecer en pocas semanas y empeorar meses e incluso años después.

Cuando se llega a la etapa del SIDA se sufren infecciones muchísimo más fuertes pues el número de células “CD4” es tan escaso que aumenta gravemente el riesgo de cáncer y además crean Aftas o una especie de manto blanco que cubre la lengua y boca del portador.

Ademas recibirá infecciones de todo tipo, cansancio casi a diario acompañado de mareos y fuertes aturdimientos, perdida rápida del peso corporal, fuertes dolores de cabeza, diarrea y excesiva sudoración nocturna, tos seca de gran profundidad, sensación de ausencia de oxígeno, erupciones en la piel y pérdida del control y la fuerza muscular.

Colesterol alto: ¿Qué dieta seguir?

Cuando hablamos de colesterol debemos tener en cuenta que existen dos tipos de colesterol, el LDL, colesterol malo, se encuentra en mayor cantidad en el cuerpo, alojándose en las paredes arteriales, dificultando el recorrido sanguíneo, aumentando la presión arterial y el riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca. El HDL, colesterol bueno conocido de esta manera ya que este facilita la limpieza de las arterias afectadas, removiendo el colesterol de sus paredes transportándolo hacia el hígado.

Colesterol alto
Fotografía de una arteria obstruida por el colesterol.

Una vez aclarado esto debido a que tenemos dos tipos de colesterol en nuestro organismo, debemos cuidar los niveles de colesterol total, siendo la mejor manera por medio de la alimentación. En el presente post te hablaremos sobre los riesgos de sufrir  colesterol alto y te daremos a conocer que dieta seguir para mejorar esta condición.

Quizás te interese: La enfermedad del sueño

Síntomas y consecuencias del colesterol alto

Los principales síntomas que podemos observar cuando sufrimos de colesterol alto son de tipo circulatorio, debido a que el colesterol LDL se aloja en las paredes de las arterias obstruyendo de tal manera el normal recorrido de la sangre, a causa de estos podemos observar una hinchazón en las extremidades sin dolor alguno, conocida como la hinchazón silenciosa la cual es relacionada con otras enfermedades con problemas circulatorios.

Gracias al consumo de alimentos los cuales tienen un alto contenido de ácidos grasos, los niveles de  grasas encontradas en el plasma son un motivo por el cual se puede sufrir un accidente cerebrovascular, dolores de cabeza, perdida del equilibrio y una disminución en la vista. Es también un precursor para tener un cuadro diabético, debido al descontrol de igual manera en los niveles de triglicéridos y glucosa.

También se pueden observar xantomas los cuales atacan las articulaciones y el tejido dérmico. Por otro lado se ha podido notar que en pacientes de edades elevadas los cuales sufren de esta enfermedad de la mal nutrición, tienden a desarrollar un dolor en la zona pectoral.

Quizás te interesa también conocer la historia y los síntomas de la eclampsia

¿Qué dieta seguir para disminuir el colesterol malo?

Nada es mejor que buscar un profesional en la nutrición que pueda realizar un plan nutricional personalizado según tus exigencias diarias, tomando como pilar la disminución o regulación del colesterol.

Si padecemos del colesterol malo alto debemos cuidar nuestra ingesta diaria de alimentos, teniendo en cuenta que los siguientes alimentos contribuyen en la creación de estas moléculas grasas alojadas en las paredes arteriales, carnes rojas, viseras, lácteos, yema de huevo, diferentes mariscos, manteca de cerdo, aceite vegetal, mantequilla.

Para tener una dieta la cual nos permita ser individuos más saludables consiguiendo una mayor esperanza de vida debemos aumentar significativamente el consumo diario de verduras, hortalizas, legumbres,  frutas y frutos secos, pues estos son alimentos libres de colesterol, pescado únicamente la carne magra de este, las mejores carnes son la de pollo, pavo y conejo.