VIH-SIDA: Sintomas e historia

¿Qué es el VIH o SIDA?

El significado de las siglas VIH  corresponde a “Virus de la inmunodeficiencia humana” y según estudios recientes se ha descubierto que la pandemia se originó a comienzos de 1920 en Kinsasa capital actual de la República del Congo y empezó a expandirse a todos los rincones del mundo a partir del año 1960.

Sida VIH
Fotografía de la enfermedad del VIH o Sida.

El inicio de su expansión se da gracias a la colonización europea a Kinsasa pues la transformaría mediante la ferroviaria en la ciudad mejor conectada de toda África y todo por intereses comerciales de marfil y carne. Al aumentar notablemente la actividad comercial mayor número de trabajadores del Congo  llegarían a los puertos y a las empresas ferroviarias. Gracias a esto aumento también en gran medida  el oficio más antiguo del mundo, la prostitución.

Mira este artículo que seguro que te interesará: Síntomas e historia de la enfermedad del sueños

Algunos otros contagios serán atribuidos  al uso de inyecciones que no fueron esterilizadas en recintos donde se trataban todo tipo de enfermedades sexuales

Dicho virus se encarga de destruir el sistema inmunitario del organismo y para lograrlo se enfoca en destruir los glóbulos rojos, causando así que el portador  no tenga como combatir las infecciones y es mucho más propenso a sufrir cualquier tipo de cáncer.

Por otra parte el SIDA significa “Síndrome de inmunodeficiencia adquirida” y corresponde a la etapa final de la infección del organismo, de esta razón te parecerá curioso que no todas las persona con VIH tienen SIDA.          

Su mayor problema estará en que una vez obtenido el virus, este permanecerá dentro del organismo de por vida y no existe cura alguna.

¿Tienes el colesterol alto? Descubre aquí qué dieta seguir en tal caso.

Sintomas del VIH/SIDA

Los síntomas por VIH pueden notarse por; inflamación de los ganglios, algunos síntomas similares a la gripe común como fiebre, dolor y malestar corporal, entre otros  y además no es algo permanente, pueden desaparecer en pocas semanas y empeorar meses e incluso años después.

Cuando se llega a la etapa del SIDA se sufren infecciones muchísimo más fuertes pues el número de células “CD4” es tan escaso que aumenta gravemente el riesgo de cáncer y además crean Aftas o una especie de manto blanco que cubre la lengua y boca del portador.

Ademas recibirá infecciones de todo tipo, cansancio casi a diario acompañado de mareos y fuertes aturdimientos, perdida rápida del peso corporal, fuertes dolores de cabeza, diarrea y excesiva sudoración nocturna, tos seca de gran profundidad, sensación de ausencia de oxígeno, erupciones en la piel y pérdida del control y la fuerza muscular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *